x (x)

Novedades


En un hecho sin precedentes, en el mes de diciembre partirá con destino a Suiza el primer embarque de carne carbono neutral de Sudamérica, verificada por LSQA, producida en el Uruguay por MOSAICA y la cual será faenada por la planta frigorífica de Solís Meat Uruguay, marcando así un hito en la historia para uno de los principales productos de exportación del país, trazando una hoja de ruta en la que lideramos con el ejemplo y que nos coloca en las preferencias de los mercados más exigentes del mundo en un contexto en donde las barreras para el acceso de las carnes a dichos mercados serán cada vez más altas.

La COP26 celebrada en Glasgow durante este 2021, definió metas globales ambiciosas específicamente en torno a las emisiones metano, apuntando a una reducción del 30% de las mismas para 2030. Este desafío al que Uruguay suscribió presenta riesgos y oportunidades concretas para el país.

A medida que los principales destinos de exportación implementan restricciones en sus mercados para los productos con altas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), los productos importados deberán demostrar un desempeño ambiental acorde, de manera de evitar una competencia desleal.

Ajeno a nadie es que el sector agropecuario representa uno de los pilares de la economía uruguaya, y a su vez contribuye con un 75% de las emisiones totales GEI del país. Hoy en día Uruguay cuenta con un promedio de 4 vacunos por persona y las emisiones de metano derivadas de la fermentación entérica constituyen una de las principales fuentes de emisiones de GEI. Sin embargo, las condiciones favorables para la producción de carne en nuestro país hacen que muchos productores compensen claramente estas emisiones por la naturaleza de su sistema productivo y a su vez brinda la oportunidad a otros de realizar cambios en sus sistemas productivos o la implementación de proyectos de reducción con el fin de compensar las emisiones.

En este sentido se ha vuelto imperativo para los productores/exportadores de carne tomar acciones concretas a través de la cuantificación, reducción, compensación y declaración de las emisiones de GEI generadas a lo largo del ciclo de vida de sus productos mediante estándares reconocidos a nivel internacional.

La toma de consciencia de parte de los consumidores hace necesario una comunicación clara del desempeño ambiental de los productos. En momentos en que proliferan afirmaciones ambientales ambiguas tales como “ecofriendly” o “sustentable” la verificación por Organismos Validadores y Verificadores de Gases de Efecto Invernadero (OVV) en base a estándares ISO aporta claridad y respaldo.

LSQA, como OVV y con más de 25 años de experiencia liderando el desarrollo sustentable de los principales sectores productivos del país ha desarrollado un programa de verificación de huella de carbono en producto para las etapas iniciales de la producción de carne también conocidas como “Cradle to Gate”. El desarrollo de este programa contó con el aporte de expertos técnicos y productores nacionales para garantizar un esquema de verificación de huella de carbono que tenga en cuenta el contexto y realidad productiva local. Este programa se basa en los estándares ISO 14067, ISO 14064-2, ISO 14064-3, reglas de categoría producto y las Directrices del IPCC de para los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero para relevar y verificar la huella de carbono en carne.

A principios de año MOSAICA, que exporta a los principales mercados europeos, comenzó para sus establecimientos ganaderos a cargo de Sebastian Olaso Aguirre, un arduo proceso de recopilación de datos y gestión de su huella de carbono. Dadas las características de su sistema de producción, basado en pasturas naturales y con un importante componente de conservación de monte nativo, el establecimiento logró una captura de CO2 superior a sus emisiones, alcanzando el distintivo de carbono neutralidad. El proceso verificado abarca todas las etapas de la producción ganadera llevada a cabo por MOSAICA, desde el nacimiento del animal, la cría y engorde del mismo hasta su llegada al frigorífico para la faena.

Esta acción, es la primera acción concreta en el Uruguay la cual nos coloca en la mira de los mercados más exigentes, generado así oportunidades para toda la cadena de la producción cárnica del país y permitiéndonos cumplir con los compromisos que el Uruguay ha asumido de cara al mundo.



Acciones: E-mail | Link Directo |